¿Qué hicimos?
Entre diciembre de 2018 y enero de 2019 recolectamos 62 muestras de bacalao en la Ciudad de México. El 31.5% se trataba de otras especies; encontramos 5 especies de escama marina (mero, esmedregal, robalo y 2 merluzas), un producto de acuacultura (tilapia) y 12 elasmobranquios (3 rayas y 9 tiburones). El 66% de las veces que hubo sustitución se trató de elasmobranquios, incluido el tiburón martillo, una especie en peligro. Aquí puedes consultar todos los resultados y cómo elaboramos esta investigación.
El engaño y fraude en la comida del mar daña:
agua
Nuestros océanos
pulsillo
Nuestros bolsillos
pescadores
A nuestros pescadores